sábado, 4 de julio de 2009

8.500 HECTÁREAS PARA EL AEROPUERTO DE CAMPO REAL.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha reservado ya un total de 8.500 hectáreas para proyectar en un futuro el nuevo aeropuerto que tiene pensado levantar en Campo Real, destinado a los vuelos de carga y bajo coste, según señaló el consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría.

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Durante una conferencia celebrada esta semana, Echeverría indicó que el aeropuerto de Campo Real se impulsará "a más largo plazo" que el del El Álamo-Navalcarnero y subrayó que la primera infraestructura estará ligado a la Futura Plataforma Logística de Arganda del Rey. "Este
lo vamos a impulsar de la mano del Ministerio de Fomento y Aena", añadió.


En este sentido, apuntó que desde la Consejería ya están hablando con el departamento de José Blanco para sacar adelante este proyecto aeroportuario aunque la Comunidad de Madrid "tomó la iniciativa hace tiempo", y ya han hecho una reserva de suelo de más de 8.500 hectáreas para ese futuro aeropuerto.

"También se ha mantenido un contacto permanente para conseguir esta reserva de 8.500 hectáreas con los ayuntamientos afectados para mantener el equilibrio entre las necesidades de desarrollo de los municipios y los intereses aeroportuarios, gracias a lo cual en la actualidad no existen discrepancias entre las distintas administraciones acerca de la futura instalación", añadió el consejero.
Además, aseguró que el Gobierno autonómico ha apoyado todas las iniciativas que han tenido estos ayuntamientos en cuanto a sus planes generales y que pensaban "que esta gran operación les podía afectar". "Desde la Consejería les hemos apoyado a todos para que sus planes salieran adelante y no afectará al aeropuerto y viceversa", apuntó Echeverría, si bien apostilló que ha sido un trabajo "delicado" porque ha supuesto muchos encuentros con alcaldes, técnicos, y vecinos.
Por otro lado, recordó que también han recibido apoyo de Fomento para la construcción del nuevo aeródromo para aviación de negocios y escuelas de vuelo en El Álamo y Navalcarnero, y que ya se han convocado los concursos para elaborar el plan director y el proyecto básico. "Nuestro objetivo es disponer de toda la documentación del proyecto hacia final del año para convocar el concurso de concesión de forma inmediata y comenzar las obras si es posible en el 2010", sostuvo.
Según Echeverría, este aeropuerto es en particular "de gran interés" para la Comunidad de Madrid y ha levantado "una gran expectativa". Por un lado, porque permitirá cerrar Cuatro Vientos, una demanda vecinal histórica de Carabanchel, ya que el aeródromo actual se ha quedado encerrado dentro del distrito, y por otro, porque se acabarán "de una vez y para siempre" los problemas de la aviación de negocios que no pueden seguir operando desde la base de Torrejón de Ardoz.
A juicio del consejero, los dos aeropuertos son "buenos ejemplos" de la línea política que pretende promover infraestructuras "capaces de apoyar cambios profundos en el modelo productivo, en la mejora de la competitividad y en el desarrollo de ventajas comparativas para Madrid frente a otras regiones".
De hecho, consideró que España en general y Madrid en particular puede consolidarse como un nudo aeroportuario "clave" en la comunicación Europa-Iberoamérica y ser centro internacional de negocio de primer nivel. "Pueden actuar como auténticos imanes para atraer inversión exterior, tanto para los servicios netamente aeroportuarios como para otras actividades empresariales ligadas al ámbito de la distribución y de la logística", explicó.
El diseño de los proyectos se está llevando a cabo en colaboración con el Instituto Madrileño de Desarrollo (IMADE), que promueve el Plan de Infraestructuras Logísticas de la Comunidad de Madrid.