sábado, 4 de julio de 2009

LA COMUNIDAD RECUERDA A FOMENTO LOS COMPROMISOS EN INFRAESTRUCTURAS REGIONALES.

La Comunidad recuerda a Fomento los compromisos en infraestructuras regionales.
RECLAMA UNA "INVERSIÓN RAZONABLE" PARA MEJORAR LA MOVILIDAD

El consejero de Transportes e Infraestructuras, José Ignacio Echeverría, ha intervenido ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado, para solicitar al ministro de Fomento, José Blanco, una "inversión razonable" de acuerdo al peso económico y demográfico de la región madrileña en el conjunto de España. Echeverría se ha referido a los proyectos necesarios para Madrid que el Ministerio de Fomento debe comenzar a poner en marcha lo antes posible, como el Plan de Cercanías, los carriles 'sólo-bus' de las autovías radiales, el tercer carril de la A-2, la Radial 1 y el proyecto de prolongación de la R-3, entre otros, que hasta la fecha sólo son proyectos.
Entre las exigencias inmediatas de la Comunidad en materia de Transportes e infraestructuras, destaca la creación de la Comisión de Planificación conjunta en materia de Cercanías para ordenar las previsiones del Plan de Cercanías que se presentó el pasado 20 de mayo y que pueda definir un calendario de inversiones, para asegurar la plena ejecución del Plan en 2015, según sus previsiones, ha explicado Echeverría.
Proyectos para mejorar la movilidad.
El consejero también ha expresado el deseo de alcanzar un acuerdo definitivo que integre los proyectos ferroviarios de la Comunidad en Torrejón de Ardoz, Majadahonda y Navalcarnero, que sean compatibles con la Red de Cercanías, y ha reclamado que Cercanías se integre en el Consorcio Regional.
La Comunidad también solicita unificar en un contrato programa las aportaciones estatales al transporte público de Madrid y que se retome el criterio de subvención por número de viajeros, no por habitantes como ahora, ya que así Madrid deja de recibir unos 90 millones anuales. Echeverría ha citado como urgente la necesidad de licitar y ejecutar los carriles 'sólo-bus' de las siete autovías radiales, valorados en casi 1.000 millones y mejorar el proyecto de la A-6, para evitar el excesivo impacto en Torrelodones y Collado-Villalba.
También se apela por licitar de nuevo la radial 1 y prolongar la R-3 al menos hasta Tarancón, impulsar la reforma de las autovías de primera generación (la A-2 a su paso por Alcalá de Henares) y reactivar el programa de inversiones en la M-40 que en la actualidad está casi paralizado. En materia aeroportuaria, el Gobierno madrileño espera que Fomento facilite los trámites necesarios para la construcción del Aeródromo del Sureste y cerrar Cuatro Vientos.