sábado, 23 de agosto de 2008

RUIDO DE AVIONES Y PROBLEMAS DE SALUD.

El ruido de los aviones eleva la presión arterial de los vecinos de los aeropuertos.
14/02/08
Londres.-

El ruido de los aviones eleva la presión arterial de las personas que viven cerca de un aeropuerto incluso mientras duermen, según una investigación llevada a cabo en Europa por científicos del Imperial College de Londres y otras instituciones europeas que analizaron los patrones de sueño de 140 voluntarios, todos ellos vecinos del aeropuerto de Heathrow en Londres y de otros tres grandes aeródromos europeos.
Los científicos midieron por control remoto la presión arterial de los voluntarios cada 15 minutos y descubrieron que su presión arterial aumentaba después de la exposición a un ruido superior a 35 decibeles. "El ruido de los aeropuertos es capaz de producir estrés y ansiedad" dijo a la BBC el doctor Fernando Manzur, presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología. "El estrés eleva el nivel simpático del organismo y esto produce un aumento de la frecuencia cardiaca y vasoconstricción de las arterias, lo cual contribuye a elevar la presión arterial" explica el experto.
El estudio, publicado en la Revista Europea del Corazón, afirma que el efecto se vio incluso cuando los voluntarios seguían dormidos y no resultaron conscientemente perturbados.
Según los investigadores, el ruido de aviones causa un aumento promedio en la presión sistólica de 6,2 mmHg y un aumento promedio en la presión diastólica de 7,4 mmHg. También se vieron aumentos similares causados por otras fuentes de ruido, como el tráfico en las calles.
Cuanto más fuerte el ruido, mayor el aumento en la presión arterial. Los investigadores dicen que por cada 5 decibeios más en el ruido de aeronaves, se produce un aumento de 0,66 mmHg en la presión arterial sistólica. Según el cálculo del estudio, por cada 10 decibelios de ruido de avión el riesgo de hipertensión aumenta en 14%. Esto quiere decir que vivir cerca o en la trayectoria de vuelo de un aeropuerto puede casi duplicar el riesgo de hipertensión.
Todavía no se conocen con precisión los mecanismos por los cuales el ruido de aviones actúa sobre la presión arterial. Pero los investigadores proyectan ahora estudiar la teoría que afirma que el cerebro reacciona al ruido provocando el aumento en los niveles de cortisol, la hormona del estrés. "Sabemos que el estrés provoca vasoconstricción en las arterias y esto va a contribuir a elevar la presión arterial", afirma el doctor Manzur. “Por eso las personas que están cerca de aeropuertos o sitios de mucho ruido tienen un aumento de algunos milímetros de mercurio en la presión arterial" agregó.
Los expertos afirman, sin embargo, que el ruido de aviones es sólo de uno de los muchos factores que se deben tener en cuenta para prevenir la hipertensión. Por ejemplo, evitar el exceso de sal y las grasas, hacer ejercicio y llevar un control de la presión arterial. "Hay cuatro grandes pilares que contribuyen a la hipertensión", dice el presidente de la Sociedad Colombiana de Cardiología. "Éstos son: la vida sedentaria, el tabaquismo, la obesidad y la diabetes".
"Cuando las barbas del vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar". Son algunos de los efectos que la calidad de vida que nuestro alcalde nos sugiere nos puede ocasionar. Son los males de crear una ciudad, y especialmente con aeropuerto.