sábado, 23 de agosto de 2008

MANIFESTACIÓN CONTRA UN AEROPUERTO.

Manifestación en Segovia contra el aeropuerto de Cantimpalos.
07/11/07
Segovia.-

Vecinos de varios municipios protestaron frente a la sede de la empresa promotora del aeropuerto segoviano de Cantimpalos mientras, en el interior, el vicepresidente de la Diputación mantenía una reunión con los alcaldes de los pueblos afectados, según publicó ayer la prensa local.
Alrededor de medio centenar de vecinos se concentraron ante la sede de Aeronáutica del Guadarrama, en Segovia, una sociedad que gestiona el aeródromo de Fuentemilanos y que proyecta un aeropuerto en el entorno de la localidad de Cantimpalos, a 22 kilómetros de la capital.
Proyectos y Desarrollos Aeronáuticos (Proydea), que junto con Aeronáutica del Guadarrama está formada por cinco empresas segovianas, encargó a la empresa Talleres de Trabajos Técnicos las gestiones necesarias para conseguir las autorizaciones que permitan llevar a cabo la construcción y puesta en operación de un aeropuerto en la provincia de Segovia. Aunque ya se han producido algunas concentraciones en Cantimpalos, convocadas por CNT-AIT en días pasados, es la primera vez que el movimiento contra la infraestructura aeroportuaria se traslada a la capital, con esta última concentración que convocó a unas 40 o 50 personas. Los manifestantes gritaron contra el aeropuerto que, además de Cantimpalos, afectará al entorno de municipios como Encinillas, Cabañas de Polendo, Pinillos de Polendos, Valseca y Escobar de Polendos. Mientras se realizaba la protesta, el vicepresidente de la Diputación Provincial de Segovia, Luis Fuentes, mantenía una reunión con los alcaldes de los pueblos afectados en la sede de Aeronáutica de Guadarrama, para informar del proyecto.
Proydea considera que Segovia tiene potencial suficiente para acoger en su territorio un aeropuerto que pueda convertirse en el alternativo al de Madrid-Barajas, por su ubicación preferente en relación con las poblaciones existentes en la zona norte de la Comunidad de Madrid, con dos millones de viajeros al año. De hecho, la sociedad denomina al proyecto como aeropuerto Segovia-Madrid-Norte, con intención de que pueda ser utilizado por compañías de transporte de pasajeros de bajo coste y carga, ante la saturación de Barajas, con un potencial de más de cinco millones de habitantes en la capital madrileña.
Se estima que la inversión en la nueva infraestructura proyectada podría superar los 18 millones de euros, aparte de que en su entorno se desarrollaría a su alrededor un complejo hotelero, turístico y comercial, que se pondría en marcha hacia 2013, de ser autorizado.
El aeropuerto ocuparía unas 600 hectáreas, en su mayor parte del término municipal de Cantimpalos, con una pista de aterrizaje y despegue de 4.400 metros de longitud situada entre la carretera CL-603 a Aranda de Duero y la autovía Segovia-Valladolid.