viernes, 11 de enero de 2008

¿¿¿¿ 22.000 nuevas viviendas ????

EL PARLAMENTO EUROPEO ADMITE A TRÁMITE LA QUEJA CONTRA EL NUEVO PLAN URBANÍSTICO DE NAVALCARNERO MIENTRAS EL AYUNTAMIENTO LO APRUEBA SIN EL PRECEPTIVO INFORME DE ANÁLISIS AMBIENTAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID.

El Ayuntamiento de Navalcarnero plantea la recalificación de 4.253 nuevas hectáreas de terreno como urbanizable, lo que permitirá un aumento exponencial de la población de los 16.416 habitantes actuales a entre 100.000 y 125.000 habitantes. Ecologistas en Acción considera que esta propuesta de crecimiento es desmesurada y repercutirá negativamente sobre la calidad de vida de los vecinos del municipio.

Gracias a una iniciativa de habitantes de Navalcarnero y Ecologistas en Acción, la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha admitido a trámite una queja sobre el nuevo Plan General de Ordenación Urbana que presentó el Ayuntamiento en el 2005. Por tanto, y según el escrito remitido por el Parlamento Europeo, la Comisión de Peticiones ha solicitado a la Comisión Europea que inicie una investigación sobre los diferentes aspectos del problema expuesto.

Sin embargo, a pesar de ello, el pasado 30 de noviembre el Ayuntamiento de Navalcarnero aprobó de forma provisional el nuevo Plan General de Ordenación Urbana sin el informe definitivo de análisis ambiental, cuyo trámite es preceptivo y vinculante en el procedimiento de elaboración de los ordenamientos urbanísticos. Con este plan urbanístico se plantea recalificar 4.253 nuevas hectáreas de terreno como urbanizable y la construcción de 22.000 viviendas. Según los datos contenidos en el Plan, esto supondría el aumento de la población desde los 16.416 habitantes actuales a entre 100.000 y 125.000 habitantes, es decir, multiplicando su población actual entre 6 y 8 veces, todo ello a pesar de la existencia de un reciente Plan Urbanístico del 2002 (actualmente en ejecución) en el que se aprobó la urbanización de 750 hectáreas y la construcción de 12.000 viviendas, provocando un aumento de la población hasta los 45.000 habitantes.

Al Alcalde de Navalcarnero, parece que le han entrado prisas en aprobar un Plan Urbanístico desmesurado para la capacidad de acogida del territorio en el municipio, ya que se le acumulan problemas en sus pretensiones. A las ya mencionadas investigaciones de la Comisión Europea y la falta del informe de análisis ambiental de la Comunidad de Madrid, se añade la pretensión de la Comunidad de Madrid de construir un aeropuerto entre los municipios de El Álamo y Navalcarnero, cuya incidencia acústica, más que patente, devaluará enormemente la zona como atractivo urbanístico, pudiendo dar al traste con sus pretensiones megaurbanizadoras.

A pesar del espectacular crecimiento previsto, el Plan no analiza con rigurosidad cómo satisfacer la previsible demanda de recursos que presentaría la población que se alcanzaría con su consecución. Por ello, se haría inviable el abastecimiento de agua y electricidad, promoviéndose la sobreexplotación de los recursos. No existe un plan de transporte realista ni se resuelve eficientemente la problemática que surgiría con los residuos sólidos y agua residual generada. Tampoco tiene en cuenta los importantes desarrollos urbanísticos que se están llevando a cabo en los municipios cercanos, que agravarían todos los problemas mencionados. Así mismo, no se analizan con objetividad ni rigurosidad los impactos que se generaría sobre el medio ambiente, pues en todos los aspectos se provoca un impacto grave, crítico e irreversible como consecuencia de su gran magnitud. El Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama sufriría un impacto muy grave, construyéndose en todo su perímetro, además del efecto crítico e irreversible sobre las especies de vertebrados afectadas, cuyo número asciende a 204, 64 de las cuales están protegidas por las Directivas 92/43/CEE o 79/409/CEE y 141 de ellas aparecen en los diferentes Catálogos (nacional y/o regional) de especies amenazadas).

Por todo ello, la organización ecologista ha solicitado en reiteradas ocasiones y alegaciones al Ayuntamiento de Navalcarnero que reduzca el crecimiento previsto adecuándolo a las necesidades reales de la población, muy alejadas de lo planteado en el plan. Es necesario que los Ayuntamientos planifiquen de cara a los ciudadanos no a los intereses inmobiliarios.


Esta información me ha sido remitida por Unai, y justo es que así se diga.
Gracias.