miércoles, 2 de julio de 2008

COSAS QUE PASAN EN LOS AEROPUERTOS

COSAS QUE PASAN EN LOS AEROPUERTOS. DEMASIADAS COINCIDENCIAS CON EL AEROPUERTO DE NAVALCARNERO.
Dos cosas empiezan a cambiar sobre la contaminación sónica y atmosférica que se ha venido dando hasta aquí. Ni el ruido es la única fuente de contaminación generada por los aviones, ni la contaminación atmosférica y las emisiones de CO2 son mayoritarias las producidas por el tráfico rodado de coches.
Se empieza a considera al tráfico aéreo de una incidencia muy negativa con respecto a la emisión de gases de efecto invernadero. Al doblarse la capacidad de los aeropuertos y consecuentemente la de los tráficos aéreos, prácticamente se doblará la cantidad de emisiones que producirá este medio de transporte, la aviación es el sector con mayor crecimiento, a ello han contribuido por un lado, su liberalización del mismo, a la que a seguido una fuerte competencia en este sector.
La proliferación de los vuelos de bajo coste, incluidos fines de semana con botellón en Ibiza y Gerona, solo son una anécdota más.
La aviación es el sector con mayor crecimiento y es el único que no tiene una solución alternativa al combustible que utiliza (queroseno). Los aviones también calientan el planeta, y quedan impunes a las emisiones de CO2 que generan, al quedar fuera del Protocolo de Kioto en la mayoría de los países más desarrollados.
Según un reciente estudio publicado en la revista "Nature" por el investigador ingles Incola Stuber, los vuelos nocturnos son los que más contribuyen al calentamiento de la tierra, afectando directamente al CALENTAMIENTO GLOBAL.
No es casualidad el hecho de que empiecen a salir ahora en la página web de "Aviación Digital" artículos que tratan sobre Ecoaeropuertos y Vuelos Verdes, usando del prefijo "eco" y la palabra "verde", incluso para ir en contra de lo que significan.CAMBIO CLIMÁTICOTras la cortina de miseria, ha nacido un nuevo movimiento.
El campamento por el clima en Heathrow es substancialmente distinto de las protestas que han tenido lugar en Gran Bretaña anteriormente.
George Monbiot en The Guardian Traducido por Mario Cuellar para Globalízate (28/08/07)
Hay mucha gente en el campamento por el clima de Heathrow que dice que se está manifestando en nombre de sus hijos. Pero cuando Alf Pereira habló el domingo en el exterior de la iglesia de Harmondsworth, sabía de lo que hablaba. Su hija murió de problemas pulmonares, causados, según cree, por la contaminación del aeropuerto. Estaba enterrada en una tumba detrás de nosotros. Teme que si una tercera pista es construida, los constructores la exhumarán.
Hasta esta semana, la voz del señor Pereira era ahogada por el rugido de los motores de los aviones. La población de los pueblos cerca del aeropuerto se ha estado manifestando durante años contra la amenaza de la expansión, pero nadie en el poder les ha escuchado.
El gobierno y el operador de aeropuerto BAA parecen determinados a echar a los vivos y levantar a los muertos.
Heathrow ya es el aeropuerto internacional mas utilizado en la Tierra. La nueva pista, la terminal y las carreteras próximas que necesita demolerán unas 1200 casas (1) Un colegio infantil será aplastado, otros seis serán perturbados permanentemente por el ruido. Separado del resto de Heathrow, esto sería realmente, un segundo aeropuerto.
El gobierno espera tener el nuevo aeropuerto construido "tan pronto como sea posible llevarlo a cabo" (2) con el argumento de que "generará los más grandes beneficios directos netos de cualquier nueva pista" (3).
The Times revela que se ha permitido a BAA influenciar en los exámenes que determinarán si la pista sobrepasará o no los límites legales de ruido y contaminación. El gobierno también ha dado a la compañía los resultados de sus estudios de contaminación del aire, mientras que se los retiene a los vecinos. (4).
Parece bastante obvio que este plan podría continuar adelante solo si el gobierno esta preparado para romper sus acuerdos con la población y con las leyes sobre contaminación de la UE. Cuando la quinta terminal de Heathrow fue aprobada, una condición planeada restringía el número de vuelos que usaban el aeropuerto a 480.000 al año. La nueva pista los elevaría a 720.000 (5).
BAA también quiere terminar con el "acuerdo de alternancia" que regula los vuelos en las actuales pistas de Heathrow: los aviones que dejan el aeropuerto actualmente cambian de dirección a las 3 pm para dar descanso del ruido a la población del oeste de Londres. Si la política cambia, el aeropuerto podría tener unos 72.000 vuelos más al año (6).
El gobierno ha prometido que el área de tierra sujeta a niveles de ruido que la Organización Mundial de la Salud define como causantes de "serias irritaciones" (57 decibelios o más) no será incrementada. Pero sus propias previsiones sugieren que la nueva pista expandirá esta zona al menos un 12% (7). Casi seguro que esto está subestimado, quizás sea la razón por la que ha rehusado publicar los mapas de las rutas aéreas hacia y desde la tercera pista. Un consorcio de autoridades locales ha dibujado sus propios mapas. Muestran una gran expansión hacia el norte de la zona de ruido, barriendo gran parte de Londres y los pueblos al oeste de Heathrow (8).
Las líneas aéreas dicen que harán planes más silenciosos para cumplir la promesa del gobierno. Pero, también dicen que los elaborarán para reducir las emisiones de dióxido de carbono de forma más eficiente y el método favorito de algunos de ellos es cambiar el diseño del motor por turbinas de "rotores abiertos" que son mucho menos ruidosas (9). No pueden ser las dos cosas a la vez.
Los aviones y su tráfico asociado ya están sobrepasando los límites de la UE en contaminación por dióxido de nitrógeno, lo que sugiere que las actividades actuales del aeropuerto son ilegales (recuérdenlo cuando oyen a los ministros despotricando sobre nuestra protesta ilegal) (10).
Ahora, se espera que creamos que los contaminantes del aire pueden ser reducidos por debajo de los límites legales mientras el número de vuelos casi se dobla. Parece si como nuestros funcionarios estuvieran ocupados con lo que llaman "interpretaciones estadísticas del objetivo" (11)*. El resto de nosotros lo llama mentira.
Acampando en el campo norte del aeropuerto esta semana, me dormía a las 11, cuando los vuelos cesaban, y despertaba – a pesar de llevar tapones para los odios- puntualmente a las 6, cuando volvían los vuelos.
Mi garganta se inflamó y mis ojos escocían, y estoy seguro que mi dolor de cabeza no era únicamente el resultado de unas pocas botellas de Eco Warrior Pitfield. Incluso si pusiéramos el cambio climático en un lado, ¿Quién puede honestamente decir que las nuevas pistas, con todos sus beneficios económicos, mejorarán nuestra calidad de vida?
Una miserable cortina de ocultación cuelga sobre los beneficios de cada gran aeropuerto. Pero la planificación del negocio no puede ser errónea: Cuanto más infernal se vuelven nuestras vidas, mas buscamos escapar de ellas
Por supuesto, no podemos dejar el cambio climático a un lado. En un artículo anterior mostré que, dependiendo de si crees las cifras del gobierno o las elaboradas por los investigadores, para 2050 los gases de efecto invernadero producidos por los pasajeros en el Reino Unido equivaldrán a entre el 91% y el 258% del dióxido de carbono que el gobierno dice que toda la economía debería producir (12).
Sus planes de expansión de aeropuertos, en conjunción con los de otras naciones, causarán un cambio climático sin control aunque estuviéramos el resto de nuestras vidas temblando en la oscuridad. Demasiado para los beneficios económicos de las nuevas pistas.
La gente que intenta prevenir esta expansión sabe que cuando el gobierno apoya un desarrollo, explicar tus objeciones en audiencias públicas es una inutilidad.
Un elaborado teatro de debate y democracia diseñado únicamente para ocultar el hecho de que la decisión ya ha sido tomada.
¿Qué esperan que hagamos entonces los críticos de la acción directa? ¿De qué manera sugieren que saquemos el asunto de las sombras y lo empujemos hacia la opinión pública?
No lo hicimos todo bien. La estrategia mediática fue inútil. Los periodistas simpatizantes fueron excluidos; los que no, estaban infiltrados en el campamento tanto como quisieron. Pero, en otros aspectos estaba mejor organizado, era más democrático y más disciplinado que cualquiera que haya visto antes.
Tenía la experiencia de los 90 pero introducía dos nuevo elementos: una logística mejor y un modelo de democracia popular importada de Latinoamérica. Todas los elementos que necesitarían 1500 personas, agua corriente, sanitarios, comida caliente dos veces al día, zona de ordenadores y walkie-talkies, electricidad, sistemas de sonido, incluso un cine – fueron montados en pocas horas en un terreno desconocido, en la cara de la policía. Un sistema de grupos afines y vecinos, generando sus decisiones hacia un encuentro general, permitió una genuina participación democrática de un tipo que nunca encontrarás en al vida pública británica. Las acciones fueron disciplinadas y continuaron sin violencia incluso cuando la policía presionaba. Deje el campamento el domingo por la tarde convencido de que un nuevo movimiento político había nacido.
No hemos prevenido un cambio climático sin control acampando al lado de Heathrow y rodeando las oficinas de BAA, ni esperábamos hacerlo. Pero hemos hecho más difícil que Alf Pereira y otra gente olvidada sean dadas de lado, y más difícil para el gobierno olvidar que su plan de crecimiento perpetuo como utopía corporativa es también un plan para la destrucción de la vida en la tierra.George Monbiot, The Guardian, Posted 21 August, 2007 .
Mucho paralelismo con nuestro aeropuerto y autoridades. Parecen seguir un modelo de conducta y comportamiento, en el que cada letra, cada palabra, cada gesto está perfectamente medido y estudiado con la finalidad de dormir, anestesiar e incluso engañar a una población.